Domingo 22 de Mayo de 2022

  • 21º

ECONOMIA

13 de abril de 2022

100 mil gusanos por temporada

Desde el Parque Industrial de Realicó sale la producción de hilo de seda, un proceso que va de la activación de huevos a la cría de larvas de gusano de seda.

Susana admite que aún hoy es mucha la gente que se sorprende, incluso en la propia localidad donde vive y tiene su emprendimiento, cuando descubre la existencia de "Pampas Silk-Sedas Pampeanas", una producción de hilo de seda que se puso en marcha hace más de 20 años y que es referencia a nivel país. Un camino que arrancó sin conocimientos previos ni antecedentes y que con el tiempo se afianzó como una alternativa muy atrayente.

"Yo había hecho algunos cursos de manualidades y de corte y confección y en el año 2000, junto a la Liga de Amas de Casa de Realicó buscábamos algún proyecto nuevo para hacer. Nos enteramos de que la bióloga Adriana Casadio, de la Universidad Nacional de La Pampa y que había estado en Italia investigando sobre la seda, daba una charla. Recuerdo que el diario LA ARENA sacó una nota sobre el tema así que nos interesó y se hizo una primera reunión en la Terminal de Santa Rosa. Fuimos dos personas desde Realicó y nos esperaban con huevos de gusano de seda. La anécdota fue que en el micro hacía calor y en el viaje comenzaron a activarse y nacer las larvas y ¡no sabíamos qué hacer!", se ríe Susana Villegas (64), cordobesa de nacimiento pero pampeana desde hace más de dos décadas.

 

¿Pero qué es lo que hace Susana y qué significa la sericicultura exactamente? Villegas se dedica a la producción de hilo de seda desde la activación de huevos a la cría de larvas de gusano de seda, además de su alimentación con hoja de mora y el devanado de los capullos.

"El capullo de seda es como un ovillo que alcanza los mil metros de hilo y yo los convierto en madejas con un devanador. Esos capullos permiten hacer una hebra resistente y sedosa, que luego se puede transformar en prendas de vestir o hilo de uso industrial. Quienes más me demandan mi producto son los diseñadores textiles", explica.

 

Susana fue una precursora en nuestra provincia y cuando ella arrancó solo había cuatro productores en el país. Como estaban dispersos y sin relación entre sí se le ocurrió hacer una jornada en Realicó. "Nos arriesgamos e invitamos a los productores, así nació la Red Argentina de la Seda. La Pampa siempre se caracterizó por ser una provincia agrícola ganadera y esto era una producción alternativa, así que había que hacer todo porque si bien existía una ley de Promoción del gusano de seda, no estaba reglamentada. Tiempo después armamos un proyecto con el INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial) y la Argentina pasó a integrar la Red Interamericana de la Seda. Yo me fui a capacitar a Italia durante un mes y después a Venezuela en tejidos y demás. A partir de ahí lo fuimos promocionando por todo el país"

Moreras.

 

Para producir la seda es necesario un aspecto fundamental que son las moreras porque sus hojas son las que alimentan al insecto. Susana posee unas 400 moreras en su predio y esa cantidad alcanza para 100 mil gusanos en una temporada. Los nacimientos los hace cada 20 días y luego alimenta a las larvas con las hojas del árbol.

"Siempre me resultó muy fácil la comercialización porque los diseñadores necesitan la seda y el INTI me los deriva, pero el fuerte de ventas es Buenos Aires. Además vendo las prendas, hago telar y a veces hago sedas. También joyas y jabones exfoliantes con capullos de seda, ruanas que hago con tejido. El hilado se vende mucho y el circuito siempre se va moviendo", puntualizó Villegas.

 

"Cuando el gusano empieza a tejer, se calculan unos cinco días para que teja el capullo. Después será una semana más para que el capullo tome cuerpo y ahí sofocamos con vapor caliente. A partir de ahí todo lo que el gusano tejió, se desteje", detalló la emprendedora.

La cría del gusano de seda, que tiene un ciclo de vida de 28 días, es una tarea que demanda mucho trabajo porque el 75 por ciento de la actividad es mano de obra intensiva y básicamente consiste en la alimentación del gusano. Por eso Susana pensó el nacimiento del proyecto como una muy buena salida laboral para amas de casa y personas vulnerables.

 

El crecimiento de Sedas Pampeanas (el WhatsApp es 2302 51-7888) se disparó en distintas direcciones y por eso en 2007 se abrió el Centro de Demostración Serícola, donde Susana forma productores.

"He recibido hasta contingentes de Chile con gente para capacitarse. Si bien en la provincia la actividad no está muy difundida sí se conoce mucho afuera y por eso siempre me contactan y yo de manera permanente busco generar alianzas. El lunes me van a dar un premio en Córdoba así que ya acordamos con una productora de lana de esa provincia que vamos a mezclar el devanado continuo de la lana con la seda".

 

Economía circular.

 

La seda es considerada como la reina de las fibras naturales por sus propiedades. Su suavidad y brillo característico hacen que sea un material muy buscado por los grandes diseñadores de indumentaria. En los últimos años creció la cantidad de productores y hoy existen más de 50 repartidos en las provincias de Buenos Aires, Misiones, Jujuy y, por supuesto, Realicó.

 

En la producción se trabaja principalmente desde septiembre hasta fines de marzo porque el gusano necesita determinada temperatura y humedad entonces el verano es el momento ideal.

 

En el caso de Susana su trabajo fuerte ya lo realizó pero al diversificar sus productos la demanda es constante. "En mi caso le pongo mucha impronta a las prendas, mucho detalle manual, y eso llama la atención. Y lo bueno que tiene de trabajar con la seda es que genera una economía circular porque nada se tira y se reutiliza todo. Es muy interesante que la gente se acerque y conozca cómo es todo el proceso y las cosas que se pueden hacer, aparte de ser algo redituable por supuesto". Fuente La ARENA

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!