Domingo 25 de Julio de 2021

  • 21º
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

SOCIEDAD

16 de junio de 2021

16 de Junio de 1955: la Argentina bombardeada

Jamás podía imaginarse lo que iba a pasar ese día. Un hecho sin parangón en la historia de la humanidad hasta entonces: que la Fuerza Aérea Nacional de la Armada atacara a su propio pueblo, causando centenares de asesinados y miles de heridos

La Argentina, a lo largo de su historia, atravesó desde las invasiones de una potencia extranjera como Inglaterra, hasta guerras por su Independencia y guerra civil. Incluso padeció el bloqueo -antes de llegar a mediados del siglo XIX- de las dos potencias mundiales más importantes de la época (Francia e Inglaterra), así como conoció la “guerra de policía” en la década de los 60 de ese siglo. También protagonizó una guerra de exterminio hacia un pueblo hermano, la Guerra del Paraguay. Y atravesó disputas internas dentro de una democracia amañada donde sólo gobernaban las élites, hasta que la presión popular obligó a la Ley de sufragio universal obligatorio (Ley Saénz Peña 1912). Argentina conoció de represiones injustificadas como la de los Talleres Vasena, en la llamada Semana Trágica, y la de los trabajadores rurales de la Patagonia que reclamaban mínimos derechos para salir de una virtual esclavitud, la llamada Patagonia Trágica.

También conoció de Golpes de Estado, como los de 1930 y 1943, y entretanto padeció el llamado Fraude Patriótico que desnaturalizó la voluntad popular durante la década de 1930, al tiempo que se entregaban las riquezas del país a través del Pacto Roca-Runciman, que Scalabrini Ortiz denominó como el Estatuto Legal del Coloniaje. En ese tiempo, el Imperio Británico decía que la Argentina, sin ser parte formal del Commonwealth, era la hija más prolífica del Imperio, en cuya embajada en Buenos Aires se digitaba el nombre de los Presidentes.

Conoció también el proceso de industrialización, primero precario por efecto de la Segunda Guerra Mundial -y la necesaria sustitución de importaciones- y luego como política de estado del Gobierno surgido de las elecciones de 1946. Y con ello el crecimiento de la masa obrera y de sus organizaciones sindicales que pasaron a ser la columna vertebral del movimiento conducido por Juan Domingo Perón y Eva Perón. En esos años, el crecimiento del país (que pasó a desarrollarse más allá de los productos tradicionales, fabricando locomotoras, vagones, aviones, barcos e incluso energía nuclear) se tradujo en un bienestar del conjunto de los argentinos, que alcanzó niveles de equidad social inéditos hasta entonces. En ese mismo período, la legislación laboral fue pionera en el mundo, anticipándose incluso a los principios de la Declaración Universal de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Una Argentina que padeció el efecto devastador de una sequía que se 

llevó dos cosechas enteras de su producción agrícola (1951/1952), pero que no dejaba caer el peso de la crisis exclusivamente sobre los trabajadores.

Una Argentina que, más allá de los crímenes políticos que vivió, como los de Facundo Quiroga, Salvador Mazza, Chacho Peñaloza, Justo José de Urquiza, Ramón Falcón o los atentados terroristas de abril de 1953 en la Plaza de Mayo, jamás podía imaginarse lo que iba a pasar ese 16 de Junio de 1955. Un hecho sin parangón en la historia de la humanidad hasta entonces: que la Fuerza Aérea Nacional de la Armada bombardeara a su propio Pueblo, causando centenares de asesinados y miles de heridos.

En efecto, ese día en que el Gobierno convocaba a una movilización popular en la Plaza de Mayo, fue el elegido para que la Armada Argentina intentara un golpe de Estado. No cualquier golpe de estado, sino uno que concretara el magnicidio del Presidente Constitucional de los Argentinos, el Gral. Juan Domingo Perón y además derramase su odio y sus bombas asesinas sobre el pueblo allí convocado, incluyendo en ese raid asesino otros objetivos como la residencia presidencial (en lo que es hoy la Biblioteca Nacional), el departamento de Policía (Belgrano y Virrey Cevallos) y el edificio de la CGT (Azopardo y Av. Independencia), donde la Central Obrera había convocado a los trabajadores a concentrarse. Fueron varios raids donde los aviones conducidos por asesinos recargaban sus bombas y su combustible para volver a la carga, incrementando el número de víctimas, incluido un ómnibus lleno de escolares, porque al conocer el pueblo a través de las radios el primer ataque, se acercó espontáneamente a la Plaza de Mayo indignado, y así sufrió los nuevos bombardeos, como la metralla que provenía de los sublevados en el Ministerio de Marina. Hubo víctimas en todos los ataques, incluso en la CGT. Entre las víctimas caídas bajo la metralla aérea (las bombas las habían lanzado todas en la zona de Plaza de Mayo), murió el Secretario de Organización del gremio de Tintoreros, partido al medio por los proyectiles.

Los agresores huyeron al Uruguay y nunca pagaron sus crímenes ante la Justicia, incluso algunos se vanagloriaron de ello sin arrepentirse jamás, llegando a ocupar cargos de Gobierno en dictadura e incluso en procesos democráticos.

La violencia generada por este odio brutal dejó secuelas en el país. Tan solo un año después, se llevaron adelante los fusilamientos de militares y civiles que se alzaron en defensa de la democracia y contra la dictadura. Esos hechos tremendos abonaron y justificaron un espiral de violencia que le costó muy caro a nuestro pueblo y del que nunca nos hemos recuperado.

Alcanza con observar los niveles de equidad social y de desarrollo nacional que imperaban entonces y, compararlos con un presente donde, al compás de la grieta y a pesar de la riqueza con que Dios bendijo al suelo argentino, prácticamente la mitad de los argentinos vive en la pobreza, más allá de los 37 años de democracia ininterrumpida.

Al recordar este momento trágico de nuestra historia debemos reflexionar como pueblo y, fundamentalmente nuestra dirigencia política, para entender no sólo el mensaje de NUNCA MÁS a la violencia de las bombas o del terrorismo de Estado, sino también el mensaje que hay que dejar de lado intereses mezquinos y reconstruir una Argentina donde la solidaridad sea el valor de referencia y la Justicia social el objetivo a alcanzar para que cada uno de los que habitan este suelo puedan vivir con la dignidad que se merecen todos los seres humanos.

Es con esta idea que debemos reflexionar para que un hecho tan luctuoso como el que recordamos nos sirva para saber lo que no queremos. Esa violencia vino a quitarnos la dignidad y la justicia social que habíamos alcanzado. Hoy esa violencia sigue vigente bajo otras formas, derivada de la miseria y la pobreza que nos cuesta más vidas que las que se llevaron los bombardeos y las dictaduras, y también los muertos en vida, los “descartados” sin futuro ni esperanza. Por ello debemos rechazarla en todas sus formas y recuperar ese modelo de país que sintetizaba desarrollo, progreso y justicia social para todo nuestro pueblo. No es una utopía, lo pudimos alcanzar y podemos volver hacerlo. ¡Hacen falta patriotas!

 

A 50 años de la masacre del 16 de junio de 1955, la CGT rinde homenaje a los caídos, recuperando sus nombres del olvido:

ACHIN, LUIS MARIO

ACONDO, ANTONIO

AGUILAR, ALFREDO JOSÉ

AGUIRRE, SEVERO

AGUIRRE, CARLOS

AGUSTONI, ALFREDO ANTONIO

ALBORNOZ DE BARRIO, ANGELA

ALDERETE, ROSARIO

ALVAREZ, JOSÉ

ALVAREZ, JOSÉ MARÍA

AMADOR, PABLO

AMADORI, OSVALDO PABLO

AMARIDIS, PABLO

AMEZÚA, PILAR ISABEL

ANGELUCCI, ITALO (O ANGELINCA)

ARGANADOÑA, PEDRO MEDRANO

ARTESO, JOSÉ ANTONIO

ARIANOVICH, JUAN M.

AULICINO, ALFREDO

AZUNDONI, OSVALDO P.

BACALJA, JOSÉ MARIANO

BACCIADONNE,JUAN CARLOS ALBERTO

BACIGALUPO, JOSÉ

BAIGORRIA, PEDRO H.

BARASCANDOLO MOLTAFRIO, ALBERTO

BARBIERI, DULIO

BASTRANELLI, RODOLFO

BAUCERO CAMILO

BEISCHER, JUAN

BELTRÁN, ADOLFO

BEMBICH, JUAN

BENITEZ PÉREZ, JULIO

BERMUDEZ, SARA

BERTOL, CÁNDIDO

BIELA, JUAN N.

BIELA, PASCUAL N.

BIONDI, ANTONIO

BIONDI, CATALINA A. C.

BIONDI, LUIS JOSÉ

BLANCO, RICARDO EUSTAQUIO

BIONDI, JUAN

BLANES, ATILIORAÚL

BLIZES, ATILIO RAÚL

BLOMBICH, JUAN

BOBADILLA, BENITO ALFREDO

BOLTON, ADOLFO

BONDI, JUAN

BONOMINI, FRANCISCO

BRUNO, CARLOS CAYETANO

BUN, VIOLA SARA

C. VDA. DE DEMARZI, ANTONIA

CALAUDI, MARÍA CARMEN

CALDEVILLA DE GRANERO, JULIA RESTITUTA

CALIGNANO, ANTONIO

CALSINI, JUAN CARLOS

CALVO, FÉLIX VICENTE

CAMPO, FRANCISCO

CAMPOS, FRANCISCO

CANO, H. E.

CANO, DR. ROBERTO LUCIO

CAPODILUPO DE DEMARCHI, ANTONIA

CARATINO, CATALINO

CÁRDENAS, RAMÓN

CARNICER, BLANCA ELSA

CASAGRANDE, ELIO

CASTELLO SUPONI, ANGEL

CASTELLO, ANGEL

CASTILLO, ANTONIO J.

CASTILLO, HÉCTOR EMILIO

CASTILLO, HÉCTOR MARIO

CATARINO, CATALINA

CEPEDA, CARLOS A.

CHARDELLI, GERMINAL

CHELELECO, ESTÁBULO DEMETRIO

CHIDIAK, CONSTANTINO

CHIRULO VDA DE MICHELO, MICAELA

CIRUELO, EMILIO

COMITINI DE MESSINA, DELIA NORMA

CONTRERAS, EDUARDO

CONTRERAS, TOMÁS E.

CÓRDOBA, LAUDINO

CORREA, MÁXIMO EZEQUIEL

CORREO GÓMEZ, MÁXIMO

COSSÉ, ENRIQUE ADOLFO

CRESPO DE GÓMES, ASUNCIÓN

CRESSINI, JUAN CARLOS

CRISCUOLO, RUBÉN HUGO

CROCE, HORACIO

CROMA, RICARDO (O GREMA)

CUACUADRIO, VICENTE

CUARTEROLLA, OSCAR

CUCINEA, ALFREDO

DE FELICE, FRANCISCO E.(SJAN FRANCIAN)C

DÍAZ, HÉCTOR RUBÉN

DÍAZ, ANGEL RAÚL

DIAZ, MARIO JOSÉ .

DIAZ, MARIO BENITO .

DÍAZ, RAÚL J.

DONOSO, MANUEL JESÚS

DOSEGLIA, ROSA

DOYLE DE ALEMAN, NELLY

DRACICH, OSCAR ADOLFO

DUTTE, KETTY IRMA

ENGRASSIA, SANTOS

ESPOSITO, NICOLÁS

ESQUIVEL, LUIS

ESTEVEZ VDA DE GIL, PETRA

FÁBREGAS, LILIA ELSA

FAENA, JACOBO

FARAK, BIFOGES

FAYOS, SALVADOR

FERNANDEZ, ARMANDO

FERNÁNDEZ, ENRIQUE O.

FERRARIO, LUISA ANA

FRAGA, JUAN M.

FRANCO, LUIS ENRIQUE

FRASCAROLI, PEDRO ANTONIO

FURMANERI, VICTORIO SALUSTIANO

GAITTI, FRANCISCO RAMÓN

GALBURU, MANUEL

GALLIGANO, ANTONIO

GAMBA LEANDRO

GARCETE, JOSÉ HORACIO

GARCÍA, ANATOLIO ANTONIO

GARIBURU, MANUEL

GAUDIO, JORGE JOSÉ

GABAY, RODOLFO

GENTILE, DOMINGO

GENTREL, DOMINGO O.

GLUMEN, POLL

GOIRI(O GUEIRI), FRANCISCO RAMÓN

GÓMEZ CORREA, MÁXIMO

GONZALEZ , MARÍA IRENE

GREGORIA, ROBERTO LUIS

GUERRA, NELSI

GUTIERREZ, MANUEL

HERMIDA VDA DE IPPOLITO,CANDIDA

HERRERA DE ANFOSSI, FELIPA ZOILA

HERRERA, ALBERTO WASHINGTON

HOSSES, HOSAÍN

INCHAUSTI, RAFAEL

INSANTI, ROBERTO RUBÉN

ITALO, ANGÉLICA

JARAK, IVA

JAVAIT, RODOLFO

JUBERO, JULIÁN

LANDRISINA, PASCUAL

LARIVA, ENRIQUE

LARROSA, ALFREDO GREGORIO

LARROSSA, LUIS

LAAS, ALBERTO FEDERICO

LAURA, ENRIQUE CARLOS

LEDESMA, JUSTO

LEHAMAN, ANGEL B.

LEIJO, MIGUEL

LEMA, ANGEL BERNARDO

LEVA, MAGNO

LOPEZ, HUGO

LÓPEZ, RUDECINDO HUGO

LORENZO, RODOLFO ÁNGEL

LUCERO, RICARDO

LUCIONI, CIPRIANO

LUISES, VIOLA

MACCHIONE, LEONARDO SALVADOR

MAERLANOVICH, JUAN

MARRA, FRANCISCO

MARCHIONE, EDUARDO

MARINO, DOMINGO

MARINO, JUAN

MARINO, JUAN CARLOS

MARZETTI, OCTAVIO

MATOS,GREGORIO A.

MAULLITO, NILDIS

MESSINA PINZÓN, DELIA N. C.DE

MEDRANO ARGANADOÑA, PEDRO

MENDEZ, OSCAR ALFREDO

MERCANTE, JULIO A.

MERLO, ZULEMA MERCEDES

MERZLANOVICH, JUAN

MESÚA, PILAR A.

MIATELLO, ERNESTO

MIGLIOLI, JOSÉ JUAN

MIGUEZ, MANUEL ROBERTO

MILDNER, HANS ALUCH

MIÑO, CARMELO MELITÓN

MISISCHIA, ANTONIO E.

MOCCA, ORLANDO HEBER

MOLTRASIO, ALBERTO P.

MON, JOSÉ MARÍA

MOSCANTE, JULIO

MURES, OSCAR ANIBAL

MURUA, FRANCISCO

NAVARRO, VICTOR ENRIQUE

NIETO, RODOLFO

NUÑEZ (O MUÑOZ), ALEJO

NUÑEZ, RAÚL ALBERTO

OBERTELLO, RICARDO

OLARDE, IGNACIO

OLIVA, JUAN A.

OLMO, JUAN JOSÉ

OROMA, RICARDO

ORTIZ, NAZARENO CELSO

OTERO LOPEZ, MANUEL

PAPLAUSKAS, ZENÓN

PARASCANDOLO, ALBERTO MOLTASIO

PARIENTE, RICARDO J.

PASCUALA CANALES, LUIS

PASSALACQUA, LUIS A.

PATRIGNANI, SALVADOR (HIJO)ING.

PAVAN VDA DE CARNIO,TERESA

PAZ, PEDRO LEÓNIDAS

PEDRO, MIGUEL

PERA, ROBERTO PABLO FEDERICO

PEREYRA, JULIO

PEREYRA, RODOLFO

PEREYRA, ROSARIO

PÉREZ, DANIEL

PÉREZ, JUAN

PÉREZ, JULIO BENITO

PEREZ, SALVADOR

PERIEROLA,OSCAR

PESSANO, HÉCTOR MARIANO (CACHO) *

PIACQUALINO, VICENTE

PINDULICH, VICENTE

PROTOLENGO, JUAN

PRIETO DE GARCIA, GENEROSA

PUCHULO, CÉSAR AUGUSTO

PUGLIESE, SALVADOR

PULENTA, SANTIAGO ROBERTO

QUINTANA, BENITO

QUINTANA, BONIFACIO

QUINTANA, HORACIO

QUINTANA, HUGO

REYNA, REINALDO

RIVERA, PEDRO

RIZZO, PEDRO

RODRIGUEZ RUIZ

RODRIGUEZ, ANTONIO ALBERTO

RODRIGUEZ, CARLOS

RODRIGUEZ,LUIS

RODRIGUEZ, SIXTO

ROJAS, JULIO VENTURA

ROMERO DE SALGUERO, CARMEN

RONCAGNI, ANA VICTORIA

ROSSÉ, ANTONIO DOMINGO

ROSENDO, JUAN FRANCISCO

ROSSI, MIGUEL

RUIZ, JOSÉ MARÍA

SADEGNANO, ANTONIO

SANGREGORIO, ROBERTO J.

SANTARELLI, GUERINO

SARMIENTO,MIGUEL F.

SAROBE, PEDRO E.

SATURNEMO, VICTORIO F.

SCHIERLING, HUGO

SCONDA, ANTONIO RODOLFO

SEGUÍ, ARTURO L.

SEIJO, MIGUEL

SENRA, JUAN BENITO

SHANAHAN, ARTURO TOMÁS

SILVA, EDUARDO O.

SILVA, RAÚL E.

SMANN, JUAN

SOTERO INCHAUSTI, RAFAEL

SPERANZA, NICOLÁS SALVADOR

STIRPARO, DOMINGO MARÍA

TABORDA, JORGE

TARTARI, DARIO

TERCERO, ROBERTO

TOLEDO, PAULINO

TUNE, GRAHAM M.

UBUCHUL, CÉSAR AUGUSTO

URIEL, DIONISIO

VENANZI, PLÁCIDO GERÓNIMO

VENTURA, SAMUEL

VERA, ROBERTO FEDERICO

VERGARA RUZO, TOMÁS RICARDO RAMÓN

VICO, JOSÉ ANTONIO

VILCHES, EMMA

VIOLA, PASCUAL NICOLÁS

VOLPE, MARÍA ESTHER AURORA

WINNER, L. W.

WHISNERS. B.

YUBERO, JULIÁN

Fuente Infobae

 

 

 

 

 

 

 

s

 

 
 

 

 
Personal doméstico: tendrán un aumento salarial de 42% y se reconocerá por primera vez un 1% por antigüedad
 

 

 

 

Estos son los 5 libros que recomienda Bill Gates: las reseñas y por qué los eligió
 

 

   

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!