Lunes 14 de Junio de 2021

  • 21º
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

SOCIEDAD

7 de junio de 2021

Profundo dolor en el automovilismo argentino: murió Carlos Marincovich, histórica figura de los años 60 y 70

El Ruso fue uno de los mejores pilotos durante dos décadas. Ganó en el TC y le dio la primera victoria a una cupé Chevy en la popular categoría

El automovilismo argentino está de luto por el fallecimiento de Carlos Marincovich, figura de los años 60 y 70. Tenía 73 años y luego de contraer COVID-19, se complicó el cuadro por una infección intrahospitalaria. Corrió en diversas categorías y entre ellas logró diez triunfos en el Turismo Carretera, donde obtuvo la primera victoria para una cupé Chevy, el modelo que aún representa a la marca en la popular categoría. Estuvo muy ligado a la casa del Moño Dorado y de hecho con un motor corrió una carrera de Fórmula 1 con un impulsor Chevrolet.

Nació el 3 de julio de 1943 en Arrecifes, la “Cuna de Campeones” por la cantidad de referentes que surgieron de esa ciudad del norte bonaerense. Oriundo de esa localidad donde se respira automovilismo, su futuro estuvo cantado. Fue contemporáneo de otros ilustres vecinos suyos como Luis Rubén Di Palma, Carlos Alberto Pairetti y Néstor Jesús García Veiga.

Empezó a correr con 21 años, cuando debutó en el TC con una cupecita Chevrolet en la Vuelta de Salto. En sus primeras competencias, utilizaba el seudónimo “Sandokan II” (en honor a su tío Néstor, ganador en la categoría años atrás). Obtuvo sus primeros podios en las Mil Millas ese año y en la Vuelta de Santa Fe al año siguiente.En 1966 llegó su primera victoria en la categoría con el Chevytú de José Froilán González, otro arrecifeño que hizo historia, pero a nivel internacional ya que le dio el primer triunfo a Ferrari en la F1. Carlos repitió en 1968 con dos éxitos ya con el Chevitres, en la época donde proliferaron los prototipos. Esos tipo de autos especiales dieron lugar en 1969 a creación de la especialidad Sport Prototipo Argentino, donde logró tres subcampeonatos.

Luego de dos éxitos con Torino en el TC en 1971, volvió al Chivo en 1972 y lo hizo de forma oficial. Tuvo el apoyo de la Comisión de Concesionarios de General Motors Argentina, que apostó por la cupé Chevy, y el 9 de mayo de ese año le dio la primera victoria al emblemático modelo. Consiguió otros cuatro triunfos en 1973, 1974, 1975 y 1976. En esta época fue compañero de equipo de un joven llamado Roberto José Mouras que también se convirtió en un ícono de Chevrolet.

Aunque en esos años el Ruso, como se lo conoció a Marincovich, se encontró con el poderío del equipo oficial Ford que tuvo más autos en su estructura oficial y con el modelo Falcon logró siete campeonatos al hilo entre 1972 y 1978.

A pesar de anunciar su retiro del automovilismo en 1976, Carlos continuó compitiendo de manera interrumpida hasta 1988. Participó en competencias de Turismo Nacional, TC 2000 y el Club Argentino de Pilotos, entre otras. En 1987 y 1988, volvió al TC para correr algunas carreras con Chevrolet y Dodge.

También participó a nivel internacional como los 1.000 Kilómetros de Buenos Aires y de 1.000 km de Nürburgring, en Alemania, con un Berta LR que compartió su conducción con el Loco Di Palma. En 1971 participó del Gran Premio de la República Argentina de Fórmula 1, una carrera no puntuable que se usó como prueba para ver si nuestro país podía recuperar una fecha por el Campeonato del Mundo, algo que obtuvo en 1972. El Ruso penó con un McLaren-Chevrolet (abandono por problemas en la inyección), pero pudo darse la posibilidad de medirse con varios de los mejores pilotos del mundo.

Marincovich siempre estuvo ligado al automovilismo y cuando pudo se presentó a presenciar algunas carreras. En 2019 su hijo, Carlos Martín encabezó el armado de una cupé Chevy similar a la que corrió el Ruso y que hizo historia en el TC.

Sobre el deceso de su padre, en diálogo con Infobae, contó que “mi viejo tenía EPOC por haber sido fumador. Se agarró el COVID-19 y lo internamos temprano. Estuvo casi dos meses con respirador. Él lo venció al coronavirus, pero después no le quedó resto para poder salir del respirador. Después le agarró una infección intrahospitalaria y eso fue lo que lo tuvo complicado estos últimos días. Le faltaba una semana para la vacuna; lo internamos y a los cinco o seis días tenía el turno para darse la primera dosis...

No se hizo velatorio por las restricciones sanitarias. Aunque tras conocerse su fallecimiento, algunos de sus amigos y ex colegas lo despidieron en sus redes sociales, como el propio Pairetti y Juan María Traverso.

“Con mucho dolor despido a un gran amigo: te fuiste temprano Ruso, todo lo que teníamos para disfrutar. ¡Hasta siempre! Carlos Marincovich”, escribió Il Matto.“Muy triste por la partida de mi amigo el Ruso Marincovich. Hasta siempre amigo mío”, manifestó el Flaco Traverso, que comenzó a correr en 1971 y el arrecifeño fue un referente suyo en sus primeros años.Marincovich fue uno de los pilotos más destacados de hace medio siglo y en esa época fue protagonista en todas las categorías donde corrió. Fue el comienzo del profesionalismo donde las fábricas contrataron a los mejores corredores para sus equipos oficiales y el Ruso estuvo en ese selecto grupo. Fuente Infobae

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!