Martes 27 de Julio de 2021

  • 21º
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

SOCIEDAD

24 de mayo de 2021

Una cuestión de ciencia

¿Por qué los jugadores de River con PCR positivas podrían jugar contra Fluminense?

No deja de ser un caso de ciencia que, tras el brote que se desató semanas atrás con el primer contagio detectado en un entrenador de arqueros, en total, el Club Atlético River Plate haya alcanzado los 24 casos positivos de COVID-19 en la última semana.

Si bien el equipo de Marcelo Gallardo ya no tiene actividad oficial por el torneo local, que fue suspendido durante nueve días acorde al decreto del Gobierno Nacional que dictaminó un confinamiento estricto en buena parte del país, la mirada está puesta en lo que sucederá mañana, martes 25 de mayo: el Millonario deberá enfrentar a Fluminense desde las 19.15 en el Estadio Monumental por la última fecha del Grupo D, que definirá los clasificados a octavos de final.

En este contexto, la atención está centrada en saber si los 15 casos positivos del sábado pasado finalmente reciben el alta médica y tienen resultados favorables en los diversos chequeos que deben realizarle por protocolo a todos los deportistas que superan el coronavirus.

En River Plate entienden que hoy, lunes 24 de mayo, se cumplen los 10 días para obtener el alta epidemiológica. De esta manera, entre el fin de semana y hoy los 15 futbolistas debieron hacerse los estudios correspondientes para descartar cualquier tipo de secuela producto del coronavirus y así solicitar su habilitación pertinente. No obstante, llegarían al partido luego de afrontar 10 días de aislamiento y sin entrenar junto al equipo.

“Se convirtió en una situación caótica, no solamente por el estado de salud de sus jugadores, cuerpo técnico y familiares, sino también en el ámbito competitivo en general. Aun así, incluso con PCR positivas, los 15 jugadores podrían jugar el martes en el Monumental si no presentaran síntomas, habiendo pasando los 10 días del test genético positivo que determina el diagnóstico de COVID-19, lo que se define como se considerada actualmente el alta de la enfermedad epidemiológica”, aseveró en diálogo con este medio el médico genetista argentino Jorge Dotto.

Para fundamentar su argumento, Dotto tomó un “atajo científico” y fue en busca de evidencia. “Implementando la experiencia de la NBA (National Basketball Association) documentada en un estudio científico publicado recientemente en la prestigiosa revista médica JAMA Intern Med, los 15 jugadores no deberían perderse el partido. Hay una explicación científica. Entender esto cambia el manejo en ese punto del deporte en particular y permite tener un mejor manejo de la dinámica de la sociedad general”, dijo.

En este estudio analizaron a 3648 personas durante el torneo más importante del básquet mundial en un formato inédito. Durante 2020, se jugó en Orlando, Florida, Estados Unidos en una “gran burbuja”, una nueva palabra para definir un aislamiento epidemiológico. Se analizaron los datos de los análisis que se realizaron desde junio hasta octubre de 2020. La NBA implementó de manera diaria realizar el test genético PCR y análisis serológico para la identificación del virus SARS-CoV-2. El total de los que participaron fueron estudiados con este protocolo que incluía no solamente a los jugadores y los cuerpos técnicos, sino también a los árbitros, el personal de la NBA y proveedores contratados para la organización.Solo el 1% (36 personas) fueron casos con PCR positiva persistente, de los cuales 67% eran menores de los 30 años de edad. De este grupo, el 92% tuvieron anticuerpos detectables, todos eran asintomáticos. Se realizó un seguimiento personalizado a este grupo de personas hasta un máximo de 100 días con un promedio de 51 días para analizar el comportamiento individual y su impacto con el contacto con terceros. Los resultados demostraron que no se detectó transmisión ni infecciones secundarias por SARS-CoV-2 por ninguno de estos individuos. Lo que significa que ninguno aunque tenía PCR/serología positiva contagió a otra persona. “Esta experiencia demostró un cambio en el manejo de la enfermedad, y en las decisiones de los protocolos en el deporte profesional: los jugadores recuperados de la infección que continuaron dando positivo para SARS-CoV-2, luego de salir del aislamiento, no fueron infecciosos para otros”, sostuvo el especialista.

El protocolo realizado por el CDC (Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EEUU), un ente estatal perteneciente a la Secretaría de Salud de la Nación, define que pueden salir del aislamiento las personas asintomáticas después de haber pasado 10 días desde el inicio de los síntomas por infección de COVID-19 (SARS-CoV2) o de un resultado positivo de PCR, ya que no presentan un riesgo para infectar a terceros.

“Lo importante es que cumpliendo este criterio de ausencia de síntomas con este lapso de tiempo mencionado, no se requiere un resultado negativo de la PCR. Por este motivo, este grupo de jugadores de River que cumplan con estas condiciones, podrían jugar con Fluminense inclusive con una PCR positiva. Si esto ocurre, la pregunta que le sigue es la siguiente: ¿Estarán en condiciones deportivas para jugar al máximo rendimiento? Todos deseamos por su salud en primer lugar lejos, y en segundo plano, por el equipo, que así sea”, concluyó. Fuente Infobae

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!