Lunes 19 de Abril de 2021

  • 21º
  • Despejado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

SOCIEDAD

19 de junio de 2018

El viaje de egresados de la AFA

Que llevó más dirigentes que jugadores a Rusia

El hotel Alfa es un cuatro estrellas ubicado en el barrio de Izmailovo, en Moscú, a tres kilómetros y medio de la Plaza Roja, pero a sólo 15 minutos de subte, partiendo desde la estación Partizanskaya, que se encuentra a 50 metros de la entrada.

Construido para los Juegos Olímpicos de Moscú 1980, cuando este país era la Unión Soviética, ahora es parte de los hoteles oficiales contratados por FIFA donde se alojan dirigentes de todos los países y muchísimos turistas que llegaron por intermedio de las agencias oficiales que vendían el paquete Mundial 2018.

Una noche hoy se paga 15.000 rublos, que al cambio actual da 6.500 pesos. En una fecha normal se consigue habitación doble desde 54 dólares. Pero para el torneo, sacada con anterioridad, esa misma estaba 120 dólares. 

Allí, en este complejo de amplias comodidades, se aloja la delegación de dirigentes argentinos del Ascenso, los que trajo la AFA, que agrupa a una treintena de hombres que tienen la suerte de estar en Rusia siguiendo a la Selección.

Como en la época de Julio Grondona, hay más dirigentes que jugadores. Algunos están con su familia y según comentan la AFA sólo pagó por cada representante del club, los gastos de los acompañantes deben salir del bolsillo de quien los llevó. 

Excursiones y traslados

Se los ve como los nuevos reyes del fútbol: toman excursiones por Moscú, tienen un micro especial que los trasladó el día del debut al estadio y buenas ubicaciones para seguir a la Selección.

Por los pasillos del Alfa circulan con una sonrisa de oreja a oreja Diego Turnes, ex vicepresidente de River en la época de Daniel Passarella, y con ese mismo cargo ahora en Barracas Central, y Daniel Pagano, del club del presidente de AFA. 

También se los ve a sus anchas a Fabián Lovato, ex directivo de San Telmo, histórico del armado de Chiqui Tapia y trabajador del Ceamse, como el presidente de AFA; David Larrosa, de Atlas, Dante Majori, de Yupanqui, Daniel Ferreiro, ex Nueva Chicago y Sergio Ramos, ex titular del Torito. 

Marcelo Achille, de Defensores de Belgrano, Martín Camarero de Brown de Adrogué, César Sosa de Argentino de Quilmes, Gabriel Fernández de Deportivo Español e históricos como Alfredo Dagna de Olimpo y Héctor López de Chacarita, entre tantos otros.

El más destacado es Rodolfo D'Onofrio, el presidente de River, que llegó invitado por la FIFA de la que forma parte para la fiesta inaugural y decidió quedarse después con toda su familia en otro alojamiento corriendo con sus gastos. 

Daniel Angelici, vicepresidente de AFA, en cambio, recién está arribando a Moscú el jueves 28 para seguir el torneo desde octavos de final, ojalá con la Argentina clasificada. 

Cada club de Primera tenía cuatro entradas a su cargo y, si no las usaban los dirigentes, como no eran personalizadas, las podían transferir. Lo que en el partido frente a Islandia quedó de manifiesto, ya que en ese sector se vieron hinchas con camisetas de muchos equipos argentinos que no integran ninguna comisión directiva. 

Se vio al hombre que hace las veces de chofer y confidente del mandamás de AFA, pero no está alojado en el predio de Bronnitsy, donde está la Selección argentina, una Selección que tiene menos jugadores que la cantidad de dirigentes que coparon Moscú.

(Fuente: Infobae)

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s el primero en escribir uno!