Lunes 6 de Febrero de 2023

  • 21º

14 de agosto de 2013

DÍA DEL CEREALISTA

Se celebra en nuestro país desde 1926.

Se eligió la fecha para conmemorar el primer envío al extranjero de un cargamento de trigo producido en el país. Ese recordado momento tuvo lugar en el puerto de Rosario en 1878, durante la presidencia de Nicolás Avellaneda, quien fue el encargado de informar sobre la novedad. Esa primera exportación fue el resultado de la política de intercambio comercial llevada a cabo por Avellaneda, quien había asumido los destinos del país en 1874. La palabra cerealista encarna valores, tales como transparencia, consenso, compromiso, palabra empeñada, arbitración ante la duda. Define toda una tradición acuñada y transmitida por generaciones a lo largo de toda la cadena de valor que comienza en el productor y concluye en la exportación. En este día tan especial para los Cerealistas, bueno también es afirmar que la mercadería que pasa por sus manos también tiene un valor intrínseco, porque más allá de las pizarras, en el interior de una semilla o de un producto elaborado con esa semilla, está incorporado el conocimiento, la investigación, la inversión de los criaderos, la biotecnología, las innovaciones de la industria, y la lista se hace interminable. Ser Cerealista en la Argentina es sinónimo de confianza. Y sino centremos la atención en la prolífera permanencia e histórica trascendencia de familias de productores agrarios, de Acopiadores, de Cooperativas, de casas exportadoras, de industrias, de molinos, de instituciones como las Bolsas y las Cámaras Arbitrales, donde se acrisola toda la cadena comercial, para asegurar la transparencia del negocio y la calidad de la mercadería que allí se negocia.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!