Miércoles 18 de Mayo de 2022

  • 21º

PROVINCIALES

19 de enero de 2022

Afirman que, antes de Macri

La Pampa recibió fondos pero no hizo 7.500 viviendas

Las viviendas sociales siguen en el ojo de la polémica con la oposición. El gobierno provincial volvió a licitar con fondos nacionales el martes. El diputado de la UCR, Marcos Cuelle, acusó ahora a los gobiernos del PJ de no utilizar fondos asignados entre 2006 y 2015.

El diputado provincial de la UCR, Marcos Cuelle, afirmó ahora que, durante los diez años anteriores al macrismo, el gobierno provincial recibió fondos para construir viviendas sociales, pero solamente utilizó un poco más del 50% de ellos. Además, estimó que si se hubieran utilizado totalmente se habrían construido 7.500 viviendas más.

De esa forma, Cuelle volvió a salir al cruce del gobierno provincial, que el martes licitó viviendas con fondos nacionales, y promocionó que lo hizo otra vez, después de los cuatro años de boicot del expresidente Mauricio Macri. Inclusive dos intendentes admitieron esa situación.

El legislador había sostenido que durante el macrismo llegaron recursos y no se emplearon. Pero ahora redobló la apuesta: también estimó que en los diez años previos, cuando Nación y Provincia estaban gobernadas por el mismo signo político, tampoco se usaron en su totalidad.

En síntesis, según la mirada de Cuelle, durante diez años del kirchnerismo La Pampa recibió fondos e hizo poco más de la mitad de las casas que podía. Y durante el macrismo también recibió recursos, pero no construyó ninguna vivienda.

Falta de eficiencia

El legislador ya había planteado hace un par de semanas que "para cubrir las ineficiencias propias, el gobierno provincial cargaba las tintas contra el gobierno nacional, gritando desgarradamente la falta de fondos para viviendas". "Sin embargo, la propia información que genera el propio Estado, permitió objetivamente observar que los fondos de origen nacional fueron fluyendo hacia la provincia de La Pampa durante el período anterior, y así fue reconocido públicamente por la autoridades provinciales. Cuando ello salió a la luz, discursivamente se argumentó que los fondos para programas federales efectivamente se pagaron “sin voluntad política, tarde y mal”; lo que implícitamente al tiempo que ratifica que ello ocurrió (el pago), hacía caer todas las argumentaciones anteriores", interpretó.

Por otra parte, Cuelle planteó que "también ha quedado plasmada en la información oficial (Cuenta de Inversión) que el Instituto Provincial Autárquico de la Vivienda no utiliza la totalidad de los recursos asignados por ley de presupuesto; prueba de ello es que durante un lapso de quince años (2006-2020), solo utilizó en “promedio”, poco más del 50% de los recursos asignados para sueldos, bienes y servicios, y los trabajos públicos".

"Por lo tanto, es necesario abordar dónde radica la mayor deficiencia a la hora de utilizar los fondos asignados por ley, y para ello es gravitante analizar los trabajos públicos que debía llevar adelante el IPAV, dado que es donde se encuentran previstas aquellas obras vinculadas a programas de viviendas y/o soluciones habitacionales. Si los gobiernos nacionales comprendidos entre el 2006 y 2015 pagaron con voluntad política, tempranamente y bien (a contrario de lo que dicen habría ocurrido en el período anterior), debería implicar altas inversiones por parte del IPAV en los trabajos públicos, es decir, una utilización elevada de los fondos para obras vinculadas a programas de viviendas y/o soluciones habitacionales", argumentó.

Sin embargo, subrayó que "nuevamente es alarmante la información extraída de fuentes oficiales, máximo cuando el déficit habitacional según el propio Gobernador es de 20.000 viviendas. 

"A excepción del año 2013, donde la utilización de fondos para trabajos públicos alcanzó casi el 90%, quedando un remanente sin utilizar del 10%; la mayoría de los años del período bajo análisis los porcentajes que reflejan la no utilización de los fondos asignados a obras para viviendas ha sido lastimoso, siendo el año 2015 el máximo exponente, donde el 83% de los fondos asignados a trabajos públicos para garantizar el acceso a la vivienda, lamentablemente no se utilizaron".

¿No se usaron 450 millones de dólares?

Cuelle razonó que "en estas instancias, existen dos preguntas que se hacen las y los pampeanos. La primera está relacionada con la magnitud física de lo que no se ha utilizado, ¿cuánto representa en dinero esa suma de fondos que no se utilizaron para programas de viviendas?, y para ello, es necesario utilizar una unidad de medida que haga homogéneos los valores en virtud del paso del tiempo. Si se toma la cotización de dólar oficial al final de cada año, el importe que no se ha utilizado para la realización de trabajos públicos vinculados a los programas de viviendas durante el período 2006 a 2015 ascendería aproximadamente a 450.000.000 de dólares", calculó.

"La segunda pregunta que las y los pampeanos se hacen es ¿cuántas viviendas sociales representan esos dólares no utilizados? Según el propio IPAV, Nación financia hasta 63.040 UVIs por vivienda (La Unidad de Vivienda -UVI- es un indicador que surge de la Ley 27271), cada UVI representa un metro cuadrado de construcción. Actualmente el valor de la UVI está aproximadamente en 101 pesos, lo que representaría que el valor de cada vivienda circa los 6.350.000 pesos. El resto es convertir el valor de la vivienda en dólares según la cotización oficial, para concluir finalmente que, si el IPAV hubiera utilizado los fondos asignados a los trabajos públicos para programas de viviendas, podría haber reducido la demanda de unidades habitacionales en la provincia de La Pampa, en un plazo de diez años, en aproximadamente 7.500 nuevas viviendas", estimó.

"Durante el período 2006 a 2015, Nación y Provincia estuvieron en cabeza del mismo partido político, por ende, deberían dar explicaciones de las decisiones políticas por las que privaron al pueblo de La Pampa de los trabajos que hubieran generado obras que hubieran mitigado el déficit creciente en la demanda de viviendas", dijo.

"La conclusión es obvia, con cupos o sin ellos, recibir fondos para finalmente no construir viviendas tampoco es una solución para las y los pampeanos", completó.

 

 

"¿Por qué faltan viviendas?"

 

Cuelle difundió un informe bajo el título "¿Por qué faltan viviendas?". En la primera parte del informe, mencionó que "según se desprende de la Cuenta de Inversión 2020 (última presentada), se observa que las inversiones de las distintas áreas del Estado Provincial fueron en promedio del 86,30% del presupuesto asignado, salvo el IPAV, que solo utilizó el 38,21% de su presupuesto".

"Es sabido que el presupuesto asignado al IPAV se utiliza para pagar sueldos del personal, la adquisición de bienes de consumo y servicios, la transferencia de fondos a terceros, la compra de bienes duraderos, y los trabajos públicos -como la realización de viviendas- entre otras obligaciones", reconoció.

"Ahora bien, si se desmenuzan estos gastos, se podrá observar que durante el 2020 cumplió con el pago de los sueldos al personal, adquirió bienes y servicios dentro de lo proyectado, e incluso transfirió fondos principalmente a municipios dentro del plan provincial “mi casa”", señaló.

"Esto significaría que de ese paupérrimo 38% que utilizó el IPAV del presupuesto asignado, un escaso porcentaje se habría ejecutado dentro de los trabajos públicos vinculados a planes de viviendas y/o soluciones habitacionales. Algo diametralmente opuesto a la decisión política inicial cuando se sancionó la ley de presupuesto, donde la obra pública dentro del IPAV tenía un impacto del 60%, y de casi el 86% si se le suma las transferencias del plan provincial “mi casa”, por el cual los municipios construyen viviendas", comparó.

"Pero esta conducta de no utilizar los recursos asignados no se circunscribe al año 2020, ya que, salvo honrosas excepciones, ha sido una constante dentro de la utilización del presupuesto asignado al IPAV", planteó.

Y dio que "esta afirmación surge del análisis de las distintas rendiciones anuales, reflejadas en las cuentas de inversión que ha presentado el Ejecutivo Provincial durante un período de quince (15) años. En términos generales, durante el período 2006-2020 solamente dos años son llamativos, donde se puede observar una alta utilización del presupuesto. Pero si se observa la serie, podrá deducirse que solamente son siete (7) los años que la utilización del presupuesto superó el 50%", precisó.

Cuelle apuntó que "la falta de utilización de los fondos asignado por ley de presupuesto al IPAV podría culparse a los diferentes gobiernos nacionales (2006-2020) diciendo que “pagaron sin voluntad política, tarde y mal los convenios firmados”, o simplemente advertir que la decisión política del gobierno provincial habría sido la de “no utilizar” los fondos que se habían asignado al IPAV, principalmente para la construcción de viviendas".

"Lo antes dicho arroja como dato distintivo: 𝗱𝘂𝗿𝗮𝗻𝘁𝗲 𝗲𝗹 𝗹𝗮𝗽𝘀𝗼 𝗱𝗲 𝗾𝘂𝗶𝗻𝗰𝗲 (𝟭𝟱) 𝗮𝗻̃𝗼𝘀, 𝗲𝗹 𝗜𝗣𝗔𝗩 𝘀𝗼𝗹𝗼 𝘂𝘁𝗶𝗹𝗶𝘇𝗼́ 𝗲𝗻 ❞𝗽𝗿𝗼𝗺𝗲𝗱𝗶𝗼❞ 𝗽𝗼𝗰𝗼 𝗺𝗮́𝘀 𝗱𝗲𝗹 𝟱𝟬% 𝗱𝗲𝗹 𝗽𝗿𝗲𝘀𝘂𝗽𝘂𝗲𝘀𝘁𝗼 𝗮𝘀𝗶𝗴𝗻𝗮𝗱𝗼", finalizó.

Fuente El Diario

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!