Miércoles 22 de Septiembre de 2021

  • 21º
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

PROVINCIALES

31 de agosto de 2021

Investigan a choferes por falsear boletas de gasoil

Un grupo de tres chóferes de ambulancia fue denunciado por el hospital Lucio Molas ante la Fiscalía de Investigaciones (FIA) por presuntas «irregularidades» en la rendición del combustible utilizado para los traslados en plena pandemia.

Según pudo saber LA ARENA, todo se originó a raíz de una serie de audios que llegaron a las autoridades del hospital Lucio Molas, que este lunes realizaron la presentación ante el organismo que está a cargo de Juan Carlos Carola. La denuncia es por «posibles irregularidades administrativas sobre el uso del combustible». La maniobra consistía en cargar gasoil «común» cuando las ambulancias requerían un combustible de mayor calidad, adulterar los tickets y quedarse con la diferencia.
En la presentación figuran al menos tres choferes. Sin embargo, este diario pudo saber que en las pruebas, una serie de audios que ya están en manos de la FIA, también se mencionan a otros choferes y personas que cumplen tareas administrativas.

«Pintar» tickets.
Los hechos a investigar están relacionados a la rendición de los montos por la carga de combustibles en los traslados que realizaban en las ambulancias. Aparentemente, los choferes tenían una suma límite para gasoil, sin embargo al llegar a la estación de servicio cargaban gasoil «común» en vez del premium, que es lo que requieren estos vehículos. La diferencia quedaba para ellos y, para justificarlo, pedían modificar los tickets. Incluso, este diario pudo saber que había facturas por 90 litros cuando las ambulancias tienen una capacidad para 60.
«Tenes que bajarte en Casares e ir derecho a la caja y preguntarle al muchacho, hacele señas con el lápiz en el mostrador», se escucha en uno de los audios que también llegaron a esta redacción. Si el empleado de la estación de servicio le dice que sí, continúa la indicación, el chofer debe pedir una factura por 4.500 o 4.700.
En otra de las pruebas, la explicación es más explícita. «Cuando llegues a Carlos Casares, bajate de la ambulancia, andá adentro y hablale al muchacho que te hace el ticket. Preguntale si se puede ‘pintar’. Hacele señas, él te dice sí o no», le dice uno de los choferes a otro.
«Si te dice ‘no’, echale Infinia. Tenes que justificar los 13 mil pesos que llevas, sino viste cómo es. Acá cargas con ‘vales’, ¿me entendes? Lo que tenes que hacer es entrar para adentro, entrale 2.000 pesos de común o 2500 y dale tres mil pesos. Y bueno, lo otro porque cargaste dos, son cuatro, no se lo que cargaste de Mercedes, pero lo tendrías que haber hecho por 6.500», agrega y lo reta porque presuntamente otro compañero le arruinó la «jugada».
«Llegá a Casares, bajate y andá adentro. Ahí le decís, trata de redondear en esa carga los 13 mil pesos, sacá la cuenta de la plata y fijate qué es lo que tenes que pintar ahí. Le tiras 500, le decís hacemelo por Infinia, él ya sabe», completa en uno de los audios.

El reto.
En otro de los audios, se escucha a uno de los choferes «retar» a otro por haber hecho las cosas de forma errada. «Cuando rendís, sos el responsable. Tenes que cargar como yo te digo, como yo te expliqué y como me explicó C. (NdR: se trataría de una mujer que forma parte de la administración). Es como que le molesto. Yo le dije que lo hizo cargar M., y me dice que si él maneja la ambulancia, él rinde y es el responsable», sostiene y le reitera que debe cargar gasoil «común» en Casares por 2 mil pesos y hacer la factura por $ 4.500. «Después llegas a Santa Rosa y el resto le echas acá, lo que te sobre. No te podes pasar de 17 mil pesos, te aviso, así que anda sacando la cuenta en plata», cierra.

Daños en una ambulancia.

Otro de los datos a los que pudo acceder este diario apunta al daño que se habría ocasionado a una de las ambulancias nuevas que posee el servicio. En el hospital Lucio Molas saben que estas maniobras realizadas, que tal como se expone en los audios consistiría en cargar gasoil común y en los tickets hacerla pasar por Infinia, no solo tenía un impacto económico. Por el contrario, causó un daño en uno de los nuevos vehículos a raíz de utilizar un combustible de menor calidad al que necesitan.

«No nos van a echar».

En los audios que investiga la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA), a cargo de Juan Carlos Carola, a raíz de la denuncia que presentaron desde el hospital Lucio Molas, uno de los choferes se jacta de su posición gremial y de poseer cierta impunidad, lo que le permitiría actuar sin recibir sanciones.
Según la prueba a la que accedió este diario, uno de los choferes le explica a otra persona que pueden quejarse «porque somos más o menos fuertes y podemos, tenemos un poco más de peso y no nos van a hacer nada. No nos van a echar, pero en todos lados hay problemas de guardia».
En esa línea, remarca que tiene un rol gremial dentro del grupo de los choferes de ambulancia del nosocomio local y que por eso le toca ser el vocero.Fuente La Arena

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!