Viernes 7 de Octubre de 2022

  • 21º

POLICIALES

21 de mayo de 2015

ROBO EN GENERAL CAMPOS

Con la clave de la caja, se llevaron 700.000 pesos

Tras un minucioso trabajo, una o más personas se llevaron 40.000 dólares y 290.000 pesos de dos industrias de la localidad del sur. Uno de los damnificados es el ex diputado nacional Ricardo Consiglio. La policía hizo allanamientos pero los resultados fueron negativos. 
Cuando en octubre del año pasado el intendente Mario Roth inauguró el sistema de videovigilancia, muchos vecinos de General Campos pensaron que era un absurdo,  sin embargo, ayer a la madrugada, algo cambió en ese lugar donde las cerraduras parecían estar de más: casi sin dejar rastros, una o más personas se llevaron un cuantioso botín de dos fábricas instaladas en el parque industrial, predio ubicado en el acceso a la localidad donde también hay otras empresas. 
La peor parte se la llevaron Mariana Pelayo y César Garilans, propietarios de la Quesería de La Pampa, conocida en la provincia por el dulce de leche "La Mimosa" y los quesos "Don Cándido". Fuentes policiales informaron que la suma sustraída al matrimonio alcanza los 40.000 dólares y 280.000 pesos, además de algunos cheques. 
El otro establecimiento es "Nutrir", empresa productora de alimentos balanceados, que tiene entre sus socios al ex diputado nacional y candidato a diputado provincial Ricardo Consiglio le habrían llevado una suma cercana a los 10.000 pesos. 
Para entrar a la quesería -informaron desde la policía- dañaron una ventana, mientras que para ingresar a Nutrir lo hicieron por el techo de una oficina que conecta con el galpón central. Lo llamativo es que en ambos casos no se activaron las alarmas, o se activaron varios minutos después de que el intruso se hiciera humo con el dinero. 

Caja. 
Había dos formas de abrir la pequeña caja fuerte que estaba en uno de los armarios de la Quesería de La Pampa: con una llave o con una clave numérica de cuatro dígitos. La persona que ayer a la madrugada se hizo con el botín de cheques, dólares y pesos argentinos, optó por la segunda. "La caja metálica no fue forzada, por lo que presumimos que el delincuente conocía el número. La dejaron abandonada y pese a que la peritamos no encontramos huellas", dijo una fuente policial. 
Las primeras sospechas estuvieron dirigidas a un supuesto "empleado infiel" de la firma que trabajaba en la fábrica desde hace un año.  Sin embargo, después de un allanamiento con resultados negativos, el muchacho fue parcialmente descartado. 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!