Miércoles 18 de Mayo de 2022

  • 21º

PROVINCIALES

8 de mayo de 2015

Falleció en Santa Rosa Ricardo Di Nápoli

Un trabajador y pensador de la cultura. Era propietario de la imprenta Nexo y se desempeñó como secretario de Cultura, Educación y Comunicación de la Municipalidad durante la gestión de Francisco Torroba. Era un respetado y querido profesional de la Comunicación

La noticia causó dolor y consternación de variados ámbitos de la provincia.

Además del ejercicio de su tarea pública, Di Nápoli disfrutaba de las charlas y de las discusiones, a tono con su aspiración de hacer de Santa Rosa un espacio para la pluralidad. "Hay gente que se casa o se pone en pareja consigo misma, yo no tengo esa visión. Valoro desde la convivencia democrática que teniendo visiones diferentes -no solo desde lo cultural, que es esencial y condiciona todo el pensamiento- me hayan invitado", reflexionó alguna vez al explicarse cómo se sumó a la gestión del FrePam.

Insistía especialmente en aquellos conceptos: "vivir en la diferencia supone partir de una mirada que acepta al otro, que no piensa como vos, y eso es a partir de una cuestión de humildad, que tanto nos cuesta".

El concejal Marcos Cuelle fue uno de los primeros en expresar su desazón por el fallecimiento en las redes sociales. Fue la consecuencia de una enfermedad respiratoria. Di Nápoli mantuvo su lucidez hasta el último día.

Desde la Secretaría de Cultura de la Municipalidad de Santa Rosa lamentaron la pérdida y consideraron a Di Nápoli como "piedra fundamental en la construcción cultural de nuestra ciudad, además de querido y admirado por toda la comuna".

Di Nápoli era un santarroseño de ley, apasionado por la vida cultural de la capital de provincia en la que decidió vivir, criar a sus hijos y abrazar a sus nietos. "El Ruso" forjó con su mujer Alicia Depetris una familia cuyos 4 hijos (Facundo, Inti -ambos fundadores de la banda Rey Momo-, Nicolás y Mariana) son particularmente inquietos culturalmente. Desarrolló en Santa Rosa su empresa familiar y se metió en las discusiones de la cosa pública, sin dejar de mirar el deporte, o la vida en sociedad.

Respecto de los medios, el periodismo, la política de Santa Rosa, pensaba: "la clase dirigente generalmente vive obsesionada por la agenda que promueven los medios, y pierde de vista la realidad concreta. Entonces, lo que no pasa en el diario parece que no ocurriera, lo mismo para los propios periodistas... A veces los medios no perciben tantas cosas, y hay tanta omnipotencia que se terminan creyendo eso (su propia realidad)".

Di Nápoli nació en Santa Rosa y antes de formarse como periodista empezó a trabajar a sus 11 años como cadete de la Cámara de Comercio. Llevaba en la sangre sus orígenes italianos: sus antepasados eran originarios de una zona ubicada al sur de Nápoles.

Cuando fue convocado a ejercer la función pública en la comuna lo hizo en un momento especialmente conflictivo, después del paso de Juan Carlos Tierno y en un ámbito donde se había generado especial conmoción.

Al asumir en el cargo, aquella vez y como decisión a aportar transparencia, señaló: "Yo tengo una editorial, un estudio de diseño, una agencia de publicidad y una imprenta y soy proveedor del estado: lo primero que hice fue comunicar por escrito que no se me considerara más". 

Aprovechó su paso por la función pública para instalar debates, conceptualizar y enseñar: "Desde el ciudadano común tenés la confusión de la cultura con la instrucción, con el grado de instrucción, o con el arte y desde las administraciones públicas la cultura con el espectáculo. Entonces es una concepción totalmente restringida, porque inclusive el arte visto desde la cultura es sólo una parte de la cultura", analizó alguna vez en una entrevista que le hicieron en el programa radial "Salieris".

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!