Sábado 23 de Octubre de 2021

  • 21º
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

7 de noviembre de 2014

Desaparece el viejo celular

La mayoria solo compra los llamados "teléfonos inteligentes"

Ya nadie los quiere sólo para hablar o mandar un mensajito, sino para navegar por internet, estar en Whatsapp, bajar todo tipo de aplicaciones y hasta usarlos como GPS cuando se sale a pasear. Sea para una cosa o para la otra, o para todas a la vez, lo cierto es que los teléfonos inteligentes alcanzaron casi el 80% del mercado argentino durante el primer semestre del año, según un informe de la consultora Carrier. Como contracara, claro, el viejo telefonito que supimos conocer parece ya una pieza en extinción.

De acuerdo al informe, este auge relegó a los equipos básicos -que sólo permiten llamar y mandar mensajes- al 9% de la demanda. Concretamente, los datos de Carrier indican que el consumo de los llamados smartphones alcanzó el 78% del mercado nacional durante el primer semestre, contra el 47% que había registrado en el mismo período del año pasado. En unidades, el consumo de los smartphones, que ofrecen acceso ilimitado a internet y numerosas aplicaciones, creció el 90% interanual.

De esta manera, los celulares de gama baja y los llamados “socialphones” (aquellos equipos que pueden conectarse a Internet con aplicaciones limitadas) son los más afectados por el recambio de equipos, al registrar caídas significativas en sus ventas.

Los “socialphones” pasaron de concentrar el 34% del mercado a nivel nacional el año anterior al 13% actual, según el mismo estudio. También, como se dijo, perdieron participación en el mercado los teléfonos básicos, casi una pieza de antigüedad, que pasaron del 19% en 2013 al 9% actual.

De todas maneras, la consultora Carrier aclaró que los equipos básicos subsisten gracias a un núcleo duro de usuarios que aún los elige. “Son, generalmente, adultos que no están dispuestos a cambiar su forma de usar y de interactuar con el teléfono celular, y para quienes un smartphone es más un incordio que una solución”, argumenta el estudio de mercado.

Con una macroeconomia compleja, el negocio de los celulares parece mantenerse al margen, debido a una demanda que sigue firme. De esta forma, el negocio se convierte en la envidia de otros sectores de la economía.

Pese a la exigencia de que las industrias reduzcan un 20% la demanda de divisas para importar componentes para la producción local, al menos en la primera mitad de 2014 esta situación no afectó a la industria de los celulares. La fabricación creció en el país un 12% en unidades. “La producción que se focalizó en la gama media y baja de los smartphones y no tanto en la alta”, finalizó Carrier.

En la Argentina, según los últimos datos del Indec, hay cerca de 61,6 millones de celulares en servicio. En julio se realizaron 9,5 millones de llamadas (9,6% más que en 2013) y se enviaron 11,8 millones de mensajes SMS (1,6% menos que en 2013).

Los datos oficiales también revelan que las líneas en servicio de la telefonía básica son 9,1 millones en el país y que existe un crecimiento interanual del 1%. Sólo en julio se hicieron 29,7 millones de llamadas con un registro de 100,9 millones de minutos durante el mes.

Durante el primer trimestre del año, además, se vendieron 508.702 celulares en el país, un 0,2% más que en igual período del año pasado.

El “boom” de las ventas se había registrado en el último trimestre de 2013, con 717.368 aparatos.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!