Viernes 26 de Noviembre de 2021

  • 21º
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

JUDICIALES

27 de mayo de 2019

Indagaron a la banda acusada de vender droga en varias localidades

Pablo Silva, sindicato como el cabecilla de la banda, este lunes a la mañana al ingresar al Juzgado Federal.

La Justicia Federal indagó este lunes a la mañana a la banda acusada de vender droga en varias localidades del interior de la primera. La ronda de indagatorias arrancó con el señalado por los investigadores como “cabecilla de la banda”, Pablo Silva, un joven oriundo de la capital pampeana. Los otros detenidos, oriundos de Miguel Riglos, son de apellido De la Mano, Pedernera, Alderete y Robetti.

“Los del interior son responsables pero en menor escala, son distruibuidores de menor cuantía...este Silva es el que se fugó en Chevrolet Corsa y lo detuvieron luego de una persecución cerca de Toay”, confió a El Diario una fuente policial.

Siempre de acuerdo a la misma versión, a Silva fue justamente a quién le encontraron 12 kilos de marihuana, medio kilo de cocaína, unos 600 mil pesos en efectivo y armas de fuego. “Para nosotros es el distruibuidor y organizador principal”, insistió el mismos uniformado que participa de la investigación. Tal como informó El Diario el viernes pasado, el operativo contó con la participación de más de 80 policías y estuvo coordinado por el Área de Coordinación de Lucha Contra el Narcotráfico y el Grupo de Análisis de Comunicación e inteligencia.

En total se realizaron 12 allanamientos y dos requisas callejeras, de los cuales resultaron ocho personas detenidas a disposición de la Justicia Federal.

En los procedimientos simultáneos también colaboraron las Divisiones de Toxicomanía de 25 Mayo, General Pico y General Acha, las comisarías de Toay, Miguel Riglos, Lonquimay y Catriló.

Los investigadores dijeron que se determinaron los roles de las personas involucradas en la comercialización, distribución y entrega de los estupefacientes ilegales. Llevaban las sustancias a Riglos, Lonquimay y Catriló a través de venta al menudeo.

El procedimiento para desbaratar la banda se inició en la noche del jueves, cuando se estaba realizando una entrega en la rotonda de “Los Cañones”, ubicada en el sur de Santa Rosa (entre Avenida Luro, Avenida Circunvalación y Ruta 35).

En ese lugar se demoró a uno de los receptores de la entrega, un joven oriundo de Miguel Riglos.

El principal distribuidor, de Santa Rosa, huyó del lugar violando las leyes de tránsito a alta velocidad y en contramano, pero fue interceptado cerca de Toay. Tenía en su poder cocaína y dinero en efectivo.

El operativo tuvo continuidad con un allanamiento en la calle Allan Kardec, donde secuestran marihuana y una significativa suma de dinero en efectivo. Otro de los allanamientos se hizo en una vivienda de la calle Paul Harris, donde secuestraron 450 gramos de cocaína, 485.000 pesos en efectivo, un vehículo Corsa y elementos de precisión vinculados al negocio.

En Riglos, los agentes de Toxicomanía continuaron con los procedimientos dispuestos, allanaron 7 viviendas y secuestraron distintos tipos de drogas, dinero en efectivo y otros elementos.

En Lonquimay secuestraron 500 gramos de marihuana, 20 gramos de cocaína y dinero en efectivo. Quedó una persona detenida.

Catriló fue otra de las localidades donde se procedieron allanamientos, encontrando marihuana y cocaína fraccionadas para la venta. En este lugar se demoró a un familiar del hombre de Lonquimay quien también participaba del negocio ilegal.

Todas las sustancias secuestradas fueron sometidas a narcotest, dando positivas para marihuana y cocaína respectivamente. Fuente El Diario

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!