Jueves 29 de Julio de 2021

  • 21º
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

26 de diciembre de 2020

Las motos tienen dos ruedas y Argentina, tres esperanzas

Los salteños Kevin y Luciano Benavides, junto al mendocino Franco Caimi, prepararon juntos el ensayo final antes de partir a Arabia. Los equipos, sus chances, las motos... ¿la más reñida batalla?

Tres argentinos, ocupan tres lugares de privilegio en poderosos equipos oficiales para el Dakar. Kevin Benavides es uno de los líderes del Honda -HRC-, su hermano Luciano es una de las tres espadas principales de Husqvarna, la marca hermana del hasta hace poco invencible KTM austríaco y Franco Caimi uno de los pilotos fuertes de Yamaha. 

Con ellos, nuestro país se erige en una verdadera potencia del rally raid, con una representación digna de los países centrales de la activa. Claro está, es resultado de nuestra década sudamericana en el rally más difícil del mundo y los beneficios que nos dio estar ligados a la élite, durante un buen tiempo.

En un año difícil, sin el habitual entrenamiento que significa el Campeonato del Mundo de Cross Country para llegar a la cita máxima de enero en la mejor forma, nuestros pilotos -que tampoco tuvieron este año competencias nacionales- ha entrenado entre ellos y juntándose con los chilenos, Pablo Quintanilla e Ignacio Cornejo. En la única competencia internacional que pudieron largar, el Andalucía Rally en España, Kevin se llevó una aplastante victoria; Franco fue 6° y Luciano se cayó en la primera etapa, por suerte, sin más consecuencias que el susto del traslado al hospital para constatar que solo había golpes. También, tuvieron un cierre para sus prácticas actuando en sinergia, los dos salteños y el mendocino, con sus asistentes, estuvieron en los desiertos catamarqueños entrenando "road book". La hoja de ruta les será entregada 20' minutos antes en todas las etapas de este año y los organizadores piensan bajarle la velocidad a la carrera proponiendo recorridos más intrincados, 'trampas' de navegación más difíciles, para obligar a los pilotos a usar menos el acelerador y más el conocimiento y la técnica de orientación. 

Por eso, Kevin, Luciano y Franco se tomaron cinco días completos de la semana anterior y usaron las pistas que han recorrido en otras oportunidades para estar afilados con el uso del GPS y las notas de la torre de mando.

Será un año especialmente disputado. Para la 43ª edición del Dakar, la categoría de motos promete una carrera muy reñida, tras la victoria de Ricky Brabec, que con su Honda puso fin al largo reinado de KTM. 

La marca austriaca va por la revancha con tres viejos ganadores: Toby Price, Sam Sunderland y Mathias Walkner, que solo piensan en recuperar la corona.

Honda tendrá entre sus cartas ganadoras al piloto estadounidense, que lucirá el número 1; a Benavides, siempre favorito desde su aparición con el 4° puesto en 2016 y, que además, tiene entre ceja y ceja el sueño de vencer para el que el año pasado venía muy encarado cuando el motor roto lo dejó en el camino. Su compañero de equipo chileno todavía no carga con esa presión Ignacio Cornejo -4º en el Dakar 2020- pero también figura entre los aspirantes a la victoria y, por cierto, el español Joan Barreda, uno de los pilotos más veloces del rally. 

El desafío saudí no se limitará a un duelo KTM-Honda: Van Beveren y su Yamaha o Quintanilla y su Husqvarna, están entre los otros aspirantes fuertes. Cuentan con antecedentes de sobra para meterse en la pugna por la estatuilla del beduino.

Franco Caimi (8° en 2020), compañero del francés en Yamaha y Luciano Benavides (6° en 2020), partner del chileno en Husqvarna, siempre están bordeando la zona del podio y con buenas tareas de navegación, en este año que será más técnico que rápido, pueden hacer crecer sus acciones. 

Andrew Short, recién llegado al equipo Yamaha y Xavier de Soultrait, que este año lucirá los colores de Husqvarna, son también aspirantes a entrar en el Top 5.

La carrera promete estar muy reñida y habrá que luchar duro por los puestos con la llegada de una nueva generación que empieza a cosechar frutos, Ross Branch, Skyler Howes o Jamie McCanney, todos en el Top 15 de la última edición.

Del puñado de rookies especialmente prometedores que siguen los principales fabricantes, se estrenan en el Dakar el australiano Daniel Sanders, en KTM; el portugués Rui Gonçalves, inscripto por Sherco; el español Tosha Schareina y el piloto más joven de la categoría, Konrad Dabrowski.

Original de Motul: resistencia y resultados

Este año treinta pilotos entran en esta categoría -más conocida como 'Moto Maleta' en Jeddah, apostando por el desafío de hacerlo por las suyas. Son pilotos que deciden participar sin el apoyo de una estructura de asistencia y que se encargan ellos mismos del mantenimiento de sus motos, de las reparaciones con lo que tengan a mano, por muy tarde que lleguen al campamento. Una demostración de fuerza y de resistencia. A pesar de eso, también alcanzan unos resultados nada desdeñables, lo que otorga aún mayor valor al título que recibirá el más rápido de esta categoría. El rumano Emanuel Gyenes, ganador el año pasado, llegó a Qiddiyah en 29ª posición y tendrá que defender su título frente a rivales directos como Benjamin Melot o el checo David Pabiska, que se enfrenta por primera vez a este reto particular, después de alcanzar un 18º puesto en la general en 2014.

Cadena 3 Motor, fuente y fotografías de gentileza: dakar.com. Foto tapa: Tomás Acedo (Benavides Team)

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!