Domingo 18 de Abril de 2021

  • 21º
  • Despejado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

26 de junio de 2020

Quebró el Frigorífico de General Acha

l juez Gerardo Bonino decretó la quiebra del Frigorífico General Acha SA a pedido de uno de los acreedores. De esta manera, llega a su fin un proceso que lleva tres años y que dejó en la calle a un centenar de trabajadores.

 El titular del Juzgado Civil, Comercial, Laboral y de Minería 1 de General Acha, Gerardo Bonino decretó la quiebra del Frigorífico General Acha SA a pedido de uno de los acreedores de la firma. En la resolución, a la que accedió El Diario, el juez dispuso también la inhabilitación de los actuales integrantes del Directorio de la firma: Mirna Lorena Fernández; Norma Raquel Romero y Juan Cruz De La Iglesia; como de los anteriores integrantes, Oscar Enrique Suárez, Osvaldo Diego Alonso y Mario Héctor Alonso. Dispuso también la prohibición de ausentarse del país sin autorización judicial previa a todos.

El pedido de quiebra había sido solicitado por la firma Gregorio Aberasturi Sociedad de Responsabilidad Limitada, representada por los abobados Román Molín y Marcelo Molín. Aberasturi le proveía de vacunos de pequeños productores de la zona.

En el concurso de acreedores Gregorio Aberasturi le reclamaba la suma de 887.909,70 pesos, deuda que había sido verificada en septiembre del 2017. El frigorífico se había comprometido a pagar, en julio del año pasado, en 12 cuotas esa deuda pero "hasta hoy no ha cumplido con el compromiso de pago asumido".

El frigorífico le debe a más de 50 acreedores que se presentaron en el concurso, entre en los que está un grupo de trabajadores que no cobró la indemnización. 

En el año 2017, el frigorífico cerró y despidió a 127 trabajadores. Ese año se abrió el concurso de acreedores donde se presentaron 64 personas y entidades a reclamar que la firma le debía. Tenía una deuda verificada por el Juzgado Civil de Acha de más de 23 millones de pesos. Los propietarios trataron de acordar la forma de pago y hubo un compromiso que no lo cumplieron.

Desde que la planta cerró y dejó en la calle a los trabajadores se barajaron varias posibilidades de reapertura pero ninguna se pudo concretar. Ahora, se abre el proceso donde los bienes del frigorífico, como el edificio ubicado a la vera de la Ruta Nacional 152, saldrá a remate. Fuente El Diario

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s el primero en escribir uno!