Miércoles 25 de Noviembre de 2020

  • 26.3º
  • Mayormente soleado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

30 de abril de 2020

Alumnos de las escuelas técnicas bahienses ya fabricaron 500 protectores faciales

Las últimas 150 fueron entregadas hoy a autoridades municipales para que luego sean destinadas a profesionales de la salud que cumplen funciones en esta emergencia sanitaria.

Alumnos de las escuelas técnicas de nuestra ciudad ya llevan realizados unos 500 protectores faciales que fueron entregados al personal médico en medio de esta crisis generada por la pandemia de coronavirus.

Hoy, 150 de esos protectores, fueron recibidos por parte del Municipio de Bahía Blanca, que colaboró económicamente en la compra de insumos. 

Alumnos de las escuelas técnicas de nuestra ciudad ya llevan realizados unos 500 protectores faciales que fueron entregados al personal médico en medio de esta crisis generada por la pandemia de coronavirus.

Hoy, 150 de esos protectores, fueron recibidos por parte del Municipio de Bahía Blanca, que colaboró económicamente en la compra de insumos.

 

"La escuela técnica tiene una larga trayectoria en propuestas sociales. En este caso, la iniciativa fue del profesor William Duran, quien durante la primera semana de cuarentena se enteró que había un software para fabricar estos visores protectores", reveló Guillermo Pierolivo, director de la Escuela Técnica N° 1 de Ingeniero White.

A través de los laboratorios de impresión 3D de cada establecimiento, y en el marco de un plan de continuidad pedagógica, se organizaron estrategias para la fabricación de estos visores. En primer término se dispuso el desarme de los laboratorios para llevar las impresoras a los hogares de los estudiantes a fin de cumplir con lo dispuesto en este aislamiento preventivo.

Cada vincha se realizó con una impresora 3D provista de un rollo de plástico PLA que es el material que le da cuerpo a la pieza; el visor se completó con una lámina de acetato transparente de 30 centímetros de ancho y 25 de largo.

La vincha se hace en impresión 3D y demora entre 45 y 50 minutos en realizarse. En tanto, los primeros visores se realizaron con radiografías, a als que previamente lavamos con lavandina. Es un proceso bastante complicado y que lleva su tiempo, por eso se revaloriza el esfuerzo de los chicos", dijo Pierolivo. 

Alumnos de las escuelas técnicas de nuestra ciudad ya llevan realizados unos 500 protectores faciales que fueron entregados al personal médico en medio de esta crisis generada por la pandemia de coronavirus.

Hoy, 150 de esos protectores, fueron recibidos por parte del Municipio de Bahía Blanca, que colaboró económicamente en la compra de insumos.

 

"La escuela técnica tiene una larga trayectoria en propuestas sociales. En este caso, la iniciativa fue del profesor William Duran, quien durante la primera semana de cuarentena se enteró que había un software para fabricar estos visores protectores", reveló Guillermo Pierolivo, director de la Escuela Técnica N° 1 de Ingeniero White.

A través de los laboratorios de impresión 3D de cada establecimiento, y en el marco de un plan de continuidad pedagógica, se organizaron estrategias para la fabricación de estos visores. En primer término se dispuso el desarme de los laboratorios para llevar las impresoras a los hogares de los estudiantes a fin de cumplir con lo dispuesto en este aislamiento preventivo.

Cada vincha se realizó con una impresora 3D provista de un rollo de plástico PLA que es el material que le da cuerpo a la pieza; el visor se completó con una lámina de acetato transparente de 30 centímetros de ancho y 25 de largo.

La vincha se hace en impresión 3D y demora entre 45 y 50 minutos en realizarse. En tanto, los primeros visores se realizaron con radiografías, a als que previamente lavamos con lavandina. Es un proceso bastante complicado y que lleva su tiempo, por eso se revaloriza el esfuerzo de los chicos", dijo Pierolivo.

 

Además, el director mencionó que esta iniciativa lleva también un proceso importante de logística, en medio de la cuarentena preventiva y obligatoria.

"Somos tres personas que tienen permisos parar hacer la logística y realizar la entrega de estos equipamientos y para entregarle los insumos a los chicos que las realizan", comentó.

Los primeros prototipos del visor protector se concretaron con insumos propios de ambos colegios y con el aporte de cooperadoras, y tuvieron una gran aceptación en los diversos nosocomios de Bahía Blanca.

La etapa final de esta iniciativa social se pudo desarrollar con fondos aportados por la comuna.

"Ni bien publicamos las primeras, nos llovieron muchísimos pedidos. Por eso salimos a golpear puertas de las diferentes empresas y del municipio, que nos brindó una ayuda en cuanto a los insumos", completó el director. Fuente La Brujula 24

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »