Viernes 27 de Noviembre de 2020

  • 25.5º
  • Soleado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

24 de abril de 2020

Mostaza solo pagó la mitad de los sueldos

Los empleados aseguran que los dueños de la franquicia no cumplen con el acuerdo firmado por la cámara empresaria con el gremio, para garantizarles el 85% de sus haberes habituales.

Los 21 empleados de la casa de comidas rápidas Mostaza denunciaron que los propietarios de la franquicia en Santa Rosa les pagaron la mitad del sueldo este mes y pretenden incumplir el acuerdo firmado con el gremio del sector pastelero el lunes pasado para que se abone un haber mínimo y no se produzcan despidos en el sector.

Según contaron a El Diario, el local ubicado en la avenida San Martín –a veinte metros de la plaza- estuvo completamente cerrado durante las dos primeras semanas de la cuarentena. Luego habilitó el trabajo con llamados telefónicos o mensajes a una aplicación para hacer los envíos por delivery.

Los encargados y empleados del local cobraron a principio de mes solo la mitad de sus haberes. Esto no alcanza el mínimo del 85% de sus remuneraciones que fija el acuerdo firmado esta semana entre la cámara empresaria del sector de comidas rápidas y el gremio pastelero.

Los empleados contaron que uno de los tres socios de la franquicia, Fernando Souto, que aparece como la cara visible del emprendimiento, adujo que no pueden pagar y que ellos no firmaron el acuerdo mencionado. “Nosotros trabajamos con una cantidad de horas mínimas y una cantidad máxima. Pero cuando nos depositaron los sueldos a principio de mes, no llegábamos ni a las horas mínimas y tampoco se nos pagó el presentimos”, contó una de las empleadas.

Los trabajadores empapelaron este viernes con el reclamo el frente del local. Temen que el sueldo de este mes también se deposite con los descuentos que consideran ilegales. “El acuerdo establece que nos deben reintegrar los descuentos que nos hicieron por las dos semanas cerradas. Tienen que pagar un promedio de las horas trabajadas durante los seis meses anteriores. Pero el dueño nos dice que ese acuerdo es unilateral, que no firmó nada, que no puede pagar”, reveló otra empleada.

“Pone excusas y nos dice que el contrato que firmamos dice que si hay una situación de desastre tiene derecho a pagarnos la mitad. Es algo irreal, una tomada de pelo”, se quejó un compañero. “Algunos cobramos 8 mil pesos, otros 12 mil. Eso no existe. Hay compañeros que están pidiendo bolsas de comida porque no tienen para comer”, reveló otro.

El local actualmente trabaja con las puertas cerradas. Los cadetes reciben el pedido en la puerta de ingreso y lo llevan a los clientes. Los empleados en el interior cumplen las tareas con el protocolo de cuidados, según reconocieron. Si bien las ventas bajaron, los empleados señalaron que antes de la pandemia el local siempre tuvo “mucho movimiento”. “No puede decirnos que no puede pagar, ¿cómo no va a tener respaldo para pagar un mes o dos ante una crisis, con el negocio que hacen?”, manifestaron. Fuente El Diario

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »