Miércoles 25 de Noviembre de 2020

  • 26.3º
  • Mayormente soleado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

12 de abril de 2020

Las cooperativas seguirán cerradas

La atención al público, incluidas las cajas recaudadoras, en las cooperativas de servicios de nuestra provincia continuará cerrada y cada entidad podrá comenzar ante las autoridades locales las gestiones que crea convenientes para revertir esta situación.

Ayer, el Consejo de Administración de la Federación Pampeana de Cooperativas mantuvo una reunión virtual y bajó esa línea a las entidades que desde los últimos días comenzaron a preguntar con insistencia por la posibilidad de permitir a sus socios ir a pagar por sus servicios. La intención de la mayoría es lograr el permiso y seguir a rajatabla las medidas de prevención y distancia social que aconseja la hora.
Anoche, el titular de Fepamco, Carlos Santarossa, dijo a LA ARENA que «continuamos igual, no estamos dentro de las excepciones y hasta que se decida lo contrario debemos permanecer así», resumió.
Sin embargo, luego del debate, aconsejaron a cada entidad hacer en sus respectivos pueblos las gestiones ante los intendentes y los comités de crisis las consultas del caso. Esto utilizando la puerta abierta que primero el presidente Alberto Fernández el viernes y luego el gobernador Sergio Ziliotto ayer, dejaron al anunciar la continuidad de la cuarentena obligatoria. Esto es la decisión, en todos los aspectos, que se pueda adoptar en cada sitio de acuerdo a las características y estado de situación, más la correspondiente venia del Estado nacional.

Complicada situación.
Las cooperativas, así lo han dicho a LA ARENA en forma directa y lo manifiestan en los canales de comunicación habituales entre sí, están en una paradójica posición en la que, más allá de las decisiones oficiales que pueden beneficiarlas en la emergencia (créditos a tasa 0 para salarios, Estado que se hace cargo de los que no pueden pagar ahora, etcétera), tienen otras necesidades y, lo que es más paradojal aún, tiene a sus socios golpeando las puertas para entrar a pagar.
Por una parte, explican, afrontar el pago de salarios y la factura de energía de APE es una parte de sus obligaciones. Existen todos los otros servicios (sociales, internet, agua, telefonía, televisión, etcétera) que requieren de fondos para pagar proveedores e insumos y esas facturas (más allá de que no puedan hacerse cortes) deben ser pagadas por los usuarios.
Resumen que han sido un fracaso casi total los intentos por imponer las facturas electrónicas y el pago por medios no tradicionales. «La gente no lo entiende o simplemente no lo quiere», coinciden y hay casos como el que contó en esta misma edición a LA ARENA un directivo de Macachín. «Algunos aceptaron pero sólo por este mes, el próximo quieren la factura de papel en mano y venir a pagar en efectivo, como siempre», reveló.

Más presiones.
La otra presión para las administraciones es, precisamente, la de sus usuarios. No han alcanzado mensajes por redes sociales, información por medios locales o grandes carteles en las puertas cerradas. Los usuarios igual «tantean» la puerta, golpean porque ven movimiento en el interior y dejan rojo el teléfono. «La intendenta vino, chequera en mano, y entró por el costado a pagar las facturas del municipio, que son varias», contó un gerente que admitió que «por supuesto que le aceptamos el pago».
Los argumentos son simples, «la gente tiene el dinero, cumple siempre y ahora quiere hacer lo mismo, porque además se niegan a atrasarse y a endeudarse», reconocen.
Así, y buscando ser escuchados a través de ese resquicio abierto por las autoridades, cada uno planteará en su territorio argumentos parecidos. Y lo harán ante autoridades que, en su ámbito también están necesitando recibir a los contribuyentes que engrosen sus exhaustas arcas. «Si seguimos así vamos a tener que pedir ayuda para pagar los sueldos», avisó en nota con este diario el intendente de Arata, Jorge Sosa, cuando aún el almanaque esta lejos de mitad del mes.
Obvio es decir que entre la treintena de cooperativas de servicios, hay tamaños para todos los gustos y en cada caso deberán atenderse particularidades.
En definitiva, este lunes las puertas estarán cerradas. Abiertos estarán seguramente los teléfonos que lleven inquietudes, que sean trasladadas y que esperan rápida devolución. Fuente La Arena

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »